• Superar las batallas a la hora de comer

La hora de la comida puede llegar a ser un infierno. Te contamos algunos trucos útiles para evitarlo.

Dar de comer a tu hijo no siempre es fácil. Las guerras en la mesa son un clásico cuando se tienen niños y las dudas están ahí: ¿Le insisto para que coma? ¿Qué hago si algo no le gusta?

Te proponemos unas pautas para conseguir que tu pequeño coma “de todo” y adquiera unos hábitos saludables:

1. ¡Ojo, lo imitan todo! Si ve que su padre, por ejemplo no come fruta, él hará lo mismo. Toda la familia debe seguir un comportamiento sano y responsable para que el niño lo adquiera también. La idea es evitar que asocie sus gustos a los vuestros.

2. Crea hábitos de alimentación. Si no le gusta la comida un día, tiene que entender que puede comer menos cantidad. Pero tiene que comer igual que el resto de la familia. Quizás más adelante le gustará o simplemente lo incorporará como un hábito familiar más.

3. “Esto no me gusta”. Respeta sus gustos. Pero no es lo mismo que no le gusten los guisantes a que no le guste la verdura, en general. La comida no puede convertirse en un capricho para tu hijo. Enséñale que hay que comer lo que haya en el plato, en mayor o menor cantidad.

4. Lo ideal es comer juntos. Mucho mejor en compañía que solos. Y, si puede ser, con la televisión apagada. Facilitarás la comunicación familiar.

5. Tocar y jugar con la comida es necesario. No te enfades si lo hace y lo deja todo perdido. Le servirá para aprender. Déjale que coma solo aunque ensucie más de la cuenta. El aprendizaje es progresivo.

Si te interesa enseñar a tu pequeño a adquirir buenos hábitos en su dieta, no te pierdas los artículos de la sección de alimentación como Cómo hacer que coma bien desde pequeño o Lucha contra la obesidad infantil.

Imagen

101397924.jpg

Imagen destacada

101397924.jpg

Imagen promocionado

101397924.jpg

POST RELACIONADOS

Más artículos
Cuentos educativos