• Supermamás y superpapás: ¿conocéis las propiedades del Árnica?

  • El Árnica tiene propiedades antiinflamatorias y antihistamínicas que ayudan a calmar y refrescar la piel tras un golpe o el contacto con un insecto.

Por fin es época de calle, aire libre y temperaturas agradables. A la imagen idílica de un día de excursión, picnic o parque, sin embargo, suele faltarle un pequeño detalle: los mosquitos y los descuidos que terminan en golpes.

¿A quién no le gustan las noches de frescor, junto a la ventana o en el jardín de una casa rural? Seguro que solo leyéndolo ya te estás recreando en esos momentos de años pasados, con los niños jugando a tu alrededor mientras charlas con tus amigos.

De repente, sin embargo, un mosquito se ha empeñado en unirse al juego que, claro, no acaba de la forma más deseada. Picadura, llanto y se acabó la noche tranquila.

Abres tu botiquín para el consuelo del niño y aplicas árnica después del contacto con el mosquito. Lo mismo ocurre si ocurre un pequeño accidente con un golpe de por medio. ¡Árnica y a seguir disfrutando!… con un poco más de cuidado, eso sí.

Y tú, ¿sabes ya qué es el Árnica?

 

Propiedades del Árnica

El Árnica, por sus propiedades antiinflamatorias, analgésicas y analgésica[1] se ha utilizado durante mucho tiempo como un remedio popular después de los golpes. Por su propiedad antiinflamatoria y analgésica, se puede aplicar también tras el contacto con un mosquito para calmar y refrescar la piel.

Estas propiedades del árnica son atribuidas por los componentes de sus principios activos, especialmente de la helenalina y otras lactonas[2] que contiene. Aunque se habla del árnica como planta, lo cierto es que son varios miembros de la familia, pero la más utilizada es el Árnica Montana.

La planta de árnica tiene origen europeo y se encuentra en zonas subalpinas de Europa central como en los Pirineos. La parte más importante es su flor, que suaviza y calma la piel. Se aplica habitualmente por vía tópica con geles de árnica o cremas.

 

Propiedades del Árnica para los golpes

Disfrutar de la niñez debería ser una fuente inacabable de risas, experimentos y descubrimientos. La primera vez que se pisa la arena, la primera vez en ver la nieve, la primera vez que… ¡se hace un chichón! Parece que los buscan, pero es la propia efusividad y energía de un niño lo que hace que se produzcan estos recuerdos.

La alegría de las mamis y los papis también debería ser eterna al ver cómo su hijo crece y descubre la vida, pero los golpes a veces ponen el toque agrio a esta etapa. ¡No te preocupes! Lo tenemos todo preparado para que te conviertas en un superpapi o una supermami:

  • Un botiquín para casa y para las excursiones, aunque estas sean al parque de debajo de casa. Incluye los básicos para pequeños accidentes: suero fisiológico para pequeñas raspaduras y los ojos, unas gasas para ayudarte a limpiar la zona del golpe y unas tiritas para pequeñas heridas.
  • Una barra de árnica para los golpes superficiales en la piel, sin herida. Las propiedades del árnica, antiinflamatoria y analgésica, calmarán y refrescarán la zona tras el golpe.
  • Nuestra recomendación: incluye en tu kit de superpoderes Arnidol Gel Stick, que calma y refresca la piel, y Arnidol Pic para aliviar la piel de los más pequeños tras el contacto con un mosquito.

Mantener la calma es también una característica fundamental de los padres y madres con superpoderes. Es difícil, lo sabemos, pero nadie mejor que tú para observar el golpe y decidir si es necesario acudir al médico. Tu pequeño tiene toda su confianza en ti, te dejará explorar el golpecito, o golpetazo, para que tú valores cómo actuar.

Las propiedades del Árnica hacen que aplicar geles o cremas con esta base pueda aliviar también la piel cuando se produce un moretón. Esta hierba puede rebajar la inflación y producir una agradable sensación de calma.

 

El árnica y sus propiedades tras el contacto con un mosquito

Aunque sabemos que te repites a ti misma la buena labor que tienen los mosquitos para el ecosistema, convivir con ellos es un incordio. Además de no dejarte dormir con su zumbido – por cierto, ¿sabes por qué zumban los mosquitos? – te dejan a ti y a los tuyos un recuerdo para unos cuantos días.

Las picaduras de mosquito producen habitualmente que la zona se inflame y haya sensación de quemazón. Esto ocurre porque, mientras el mosquito se alimenta de la sangre, inyecta saliva en la piel. Es precisamente esa saliva la que hace que el cuerpo reaccione y produzcan esos pequeños bultitos que producen picazón.

¿Qué hacer ante la picadura de un mosquito? Aunque son indicaciones generales, hay muchos tipos de mosquitos y picaduras, como de abeja, avispa o araña, por ejemplo. Si necesitas una guía para conocer todo sobre las picaduras, ¡la tenemos!

¿Cómo actuar tras el contacto con un mosquito?

  • Lavar la zona con agua y jabón para evitar cualquier infección.
  • Aplicar hielo para reducir la inflamación y la picazón. Se puede aplicar el hielo tantas veces como se necesite, refrescará la zona y proporcionará alivio.
  • Si no se ha producido herida, se puede aplicar un gel con árnica, que puede ayudar a aliviar el picor en la zona y proporcionar una sensación de frescor en la piel.

Algo muy importante que, seguro, has escuchado decir a tus abuelos, tus padres… y ahora te toca a ti repetirlo es que, ante una picadura de mosquito ¡evita que se rasque! ¿Sabes por qué?

Seguro que te ha pasado: te rozas una picadura inconscientemente y, de repente, te pica más y más, y entras en un círculo vicioso de rascarte. Esto se produce porque, al hacerlo, extiendes la saliva del mosquito y el cuerpo reacciona creando más histamina.

Otro aspecto a tener en cuenta tras el contacto con un mosquito o tras un golpe es que debes observar la zona del cuerpo donde se ha producido el incidente, y al propio peque también, que te dará pistas sobre cómo está reaccionando su cuerpo y si es necesario acudir al pediatra.

Aunque los mosquitos son los reyes de los picotazos −¿picarán también las moscas? –, puede ocurrir que la piel esté irritada por otras razones como una alergia o el contacto con una planta. Si este es el caso, recuerda que también puedes aplicar árnica porque sus propiedades pueden ayudar a calmar estas irritaciones cutáneas.

 

Arnidol Gel Stick y Arnidol Pic, tus mejores aliados

Los productos Arnidol Gel Stick y Arnidol Pic se van a volver un indispensable en tu mochila cuando los pruebes con tus pequeños. Si además incluyes Arnidol Sun para la protección solar, ¡estáis preparados para cualquier aventura!

Arnidol Pic reúne los superpoderes del Árnica con los de 6 ingredientes activos de origen natural para proporcionar alivio y frescura tras el contacto con un insecto.

Arnidol Gel Stick acompañará a tu pequeño en sus aventuras y los pequeños golpes que estas conllevan. Une las propiedades del Árnica y el harpagofito para una sensación de calma.

¡Que nada pare la diversión!


[1] https://botplusweb.portalfarma.com/documentos/2016/8/11/101363.pdf

[2] https://botplusweb.portalfarma.com/documentos/2016/8/11/101363.pdf

POST RELACIONADOS

Más artículos
Vos expériences avec Arnidol