Superpoderes contra el polen

  • alergia

La primavera ya está aquí. Tras meses larguísimos de lluvia y nieve, toca dar paso al buen tiempo. Porque seamos sinceros: la nieve puede estar bien pero donde esté ese calor que anima, que se quite todo lo demás. Sin embargo, no todo es perfecto, pensarán los alérgicos. Efectivamente, estamos en temporada de estornudos, lágrimas y muchos pañuelos de papel. Es época de sufrimiento para ese 20% de la población, según la Sociedad Española de Alergología, que sufre de alergia al polen.

Hay muchos factores que agravan o alivian los síntomas: el tipo de planta, la región donde residas, la concentración de polen en esa área, la hora del día, la climatología y sobre todo, la estación del año. Por esa razón, los alergólogos españoles han establecido tres periodos conflictivos que os mostramos a continuación:

El polen en otoño e invierno

El norte de España se caracteriza por su abundante vegetación y porque, allá donde mires, solo verás verde. Por esa misma razón, también es un campo de polen que se activa en la estación más fría del año.

En esta parte del país y en el centro de la península, abundan el abedul, el aliso y el avellano, perteneciente a la familia Betulaceae. El polen que desprende este tipo de árboles contiene un alto grado de alergenicidad que se traspasa cuando el temporal trae grandes ventoleras de aire.

Los pólenes de la familia Fagaceae, por su parte, ocasionan rinitis estacional, que deriva a picor e irritación de ojos, de faringe y de paladar. Los géneros más importantes de esta familia son Quercus (roble, encina, etc.), Castanea (castaño) y Fagus (haya). Sin olvidar a la familia Salicaceae (sauces y álamos), cuyo periodo de polinización más alta sucede en los meses de marzo abril. Aunque esta familia es de la que menos nos debemos preocupar, puesto que presenta una alergenicidad escasa.

En Madrid, Barcelona y Toledo es común la familia Cupressaceae, con sus cipreses, enebros y sabinas. El punto más alto de su polinización es en febrero, así que cuidado con la rinoconjuntivitis durante este mes.

Superpoderes contra el polen en primavera

En esta época del año, las zonas habitadas por la familia Oleaceae (olivo, jazmín, lila, etc,) se ven afectadas por la alergia al polen. En las regiones del sur, en el sudeste de la península y en Baleares son lugares donde los síntomas se agravan: conjuntivitis, problemas en las vías respiratorias e incluso asma.

La familia de los cereales o Poaceae es ecológicamente la más dominante y económicamente la más importante del mundo. Sus 12.000 especies, repartidas desde el círculo polar hasta el ecuador, constituyen la fuente de alimentación animal básica (Gramínea)  y humana (trigo, cebada, centeno, maíz, avena, arroz, etc.). Por cierto, cuidado con la Gramínea: la época de pico más alta para el polen sucede en los meses de abril, mayo y junio.

¿Sabías que la ortiga también desprende polen y afecta sobre todo a adultos? Pertenece a la familia Urticaceae y es muy frecuente en las zonas templadas y tropicales. En estas últimas zonas también son comunes las 270 especies de la familia Plantaginaceae. Por suerte, son muy pocos los pacientes alérgicos exclusivamente a polen de Plantago (el género más importante).

En las zonas templadas, la familia Urticaceae tiene como vecino a la Polygonaceae, con su acedera y su trigo sarraceno. El punto cúspide de aparición de polen es en mayo y puede generar la llamada: fiebre del heno.

Verano y el inicio del otoño: sí, también hay polen

Desde agosto hasta octubre, solamente hay dos familias que inician el proceso de polinización: la Chenopodiaceae y la Compositae.

En la primera, te sonará la remolacha que procede del género Beta. El periodo de polinización corresponde a la época veraniega tardía, de junio a octubre. Es abundante en zonas tropicales y subtropicales, especialmente en las comunidades de marismas y suelos salinos. Sin embargo, las concentraciones de polen por aire son casi siempre bajas.

A la familia Compositae  pertenecen las lechugas, alcachofas, girasoles, margaritas y dalias. Si tu peque o tú sois alérgicos a estos alimentos y plantas, tenéis que saber que su polen es más frecuente en zonas semiáridas tropicales y subtropicales. Pueden producir alergia respiratoria (asma o rinoconjuntivitis) pero además, en algunos casos un alérgico al polen puede presentar también alergias cruzadas con alimentos.

Ahora que conoces las estacionalidades de la alergia al polen, toma las precauciones necesarias para evitar brotes. No luches contras la naturaleza: ¡saca tus superpoderes y alíate con ella!

2018-04-18T16:46:18+00:00 abril 10th, 2018|Categorías: Superpoderes Arnidol|Etiquetas: , , |Sin comentarios

Deje su comentario