Superpoderes para empoderarte

  • Superpoderes para empoderarte

El viernes amaneció muy nublado y lluvioso en Madrid. El cielo descargaba con fuerza y no apetecía salir de casa, pero eso no impidió un lleno en nuestro taller “Superpoderes para empoderarte”. Impartido por Paz Gómez Ferrer, psicóloga y coach, en la Malasmadres House, salimos de allí cargadas de estrategias para no dudar nunca más de nuestras capacidades.

Una batería de superpoderes para empoderarte

Hay cosas que, por evidentes, son dadas por supuestas. Pero muchas veces vamos con tanta prisa que nos olvidamos de cosas muy básicas. Por eso, Paz recordó cuáles son los superpoderes con los que empoderarnos. Puede que ya los conozcas, pero nunca está de más mantenerlos en mente.

  1. El primer superpoder es del autoconocimiento. ¡Hay que conocerse! Saber cuáles son nuestros talentos nos ayudará a defenderlos frente a los demás. También hay que saber qué tenemos que mejorar. El autoconocimiento es sabiduría. Pregúntate quién quieres llegar a ser.
  2. Otra cosa que hay que tener muy clara es qué me hace feliz. Conoce qué te ilusiona en la vida y cuáles son tus pasiones porque eso es lo que da la motivación. Si tienes dudas con respecto a qué es tu pasión, piensa en qué te hace pasar las horas muertas sin que te pese el tiempo empleado. Eso es.
  3. Pero no vale con quedarse en qué te hace feliz, hay que ponerse en marcha para alcanzar los objetivos. Piensa cuál es tu realidad. Plantéate qué quieres yo y cómo vas a ser la protagonista de mi vida. Un sueño sin acción sigue siendo un sueño. Cuando des el primer paso recuerda que cuando dices sí, también dices no. Habrá cosas que dejes de lado. Fija un calendario y una estrategia. Y ojo a las expectativas: no pueden ser altísimas ni muchas, porque llegará la frustración. Aprende también a pedir ayuda para avanzar en el camino.
  4. La mujer tiene un superpoder que a veces se convierte en un agente paralizador: dar vida. Paz propone una maternidad a la carta, en la que nadie tome decisiones por ti. Decide con tu pareja, si la tienes, cómo será vuestra crianza y no te dejes influir por personas externas a tu núcleo familiar.
  5. Llegará un momento en que tengas que despedirte del pasado. Lo hecho, hecho está, que dice el refranero español. Dile adiós sin culpa. Cuando aparezca hay que pensar si me acercan o me alejan de mi objetivo.
  6. Despedirnos del futuro. Hay que decir adiós a los “y si” y permitirse vivir en el presente. Practicar el mindfulness. Los “y si” van con los miedos.
  7. Derechos asertivos y valores. No ser asertivos (capacidad de decir no y poner límites sin sentirse culpable por ello). Mantener derechos y valores sobre qué me hace feliz y qué hago yo para mantener esa parte. Derecho a ser tratado con respeto y dignidad. Derecho a tener y expresar sentimientos. Derecho a brillar. Derecho a ver cómo otros brillan. Derecho a vivir y descansar. Es un egoísmo sano saber priorizarme. Tengo derecho a ser una persona.
  8. Perdónate. Una madre con superpoderes debe aceptarse y quererse si no logra todo lo que se había propuesto. Abrazar el cambio y atreverse a salir de la zona de confort es una forma de seguir creciendo como madre y como mujer.

Cada madre es única y especial, como los perfumes. Después de que cada asistente escribiera en un frasco de colonia cuál es la esencia que le caracteriza, Paz nos enseñó que aprender no está reñido con pasar un buen rato. Y tú, ¿sabes cuál es tu superpoder para empoderarte? Si quieres conocer nuestro Decálogo de Superpoderes para Malasmadres Empoderadas, puedes visitarlo aquí.

2018-06-25T21:34:21+00:00mayo 29th, 2018|Categorías: Superpoderes Arnidol|Etiquetas: , , |Sin comentarios

¿Tienes algo que comentarnos?