• ¿Te apuntas a la crianza ecológica?

Que los peques crezcan en el ambiente más sano natural posible a veces parece una utopía, pero no es inalcanzable. La crianza ecológica conlleva un estilo de vida más pegado a la naturaleza y que piensa en la sostenibilidad del sistema.

Si te decides a embarcarte en esta aventura ecológica recuerda que todos los productos deben estar certificados por un organismo de control autorizado por las autoridades sanitarias y de consumo que avale que ha pasado por los controles pertinentes.

Crianza ecológica desde el embarazo

Si quieres empezar con la crianza ecológica desde el embarazo, puedes empezar por comer alimentos ecológicos.

Durante los meses de espera, hasta que vea el mundo por primera vez, serán miles los preparativos que tendrás que hacer. Uno de ellos es preparar su habitación. En esta tarea también puedes dejar al margen los compuestos químicos. Pinta con pintura ecológica, usa mobiliario de madera natural de bosques específicos, etc.

Pañales de tela

Si hay un elemento que no falta en la lista de la compra de un padre con superpoderes son los pañales. Si te has decidido por una crianza ecológica, los pañales de tela reutilizables son los ideales para ti. ¡Pero recuerda que para que sean realmente ecológicos el algodón con el que están elaborados debe ser 100% bio!

Otra de las opciones son los pañales desechables ecológicos, que están elaborados en tejido orgánico biodegradable en lugar de  los derivados del petróleo con los que están fabricados los pañales desechables comunes.

Ropa y calzado natural

A la hora de vestir a tu peque evita las fibras artificiales. Busca tiendas especializadas que tengan ropa hecha con algodón 100% ecológico y que empleen tintes naturales en sus prendas. De lo contrario podrían tener herbicidas.

Productos de higiene y aseo

Cuando los elijas asegúrate de que los componentes son aceites vegetales biológicos, aguas florales o ceras vegetales y que excluyen los colorantes, perfumes y aceites sintéticos. Es muy común encontrar la flor de caléndula entre los ingredientes de los productos por sus propiedades beneficiosas para la piel sensible.

Además los cosméticos ecológicos no deben haber sido testados en animales y el embalaje debe ser 100% reciclable!

Alimentación ecológica

No existe nada más natural que la leche materna. A partir de los seis meses será el momento de ir incluyendo en la dieta verduras y frutas. ¡Asegúrate de que son ecológicas y de temporada!

Además cada vez es más variada la oferta de potitos, leche, bebidas, papillas y galletas bio para niños y niñas. Ve a herbolarios, farmacias y sectores ecológicos de los supermercados para descubrir la cantidad de posibilidades que hay a tu alcance.

También los chupetes y biberones deben ser libres de elementos nocivos para la salud. Asegúrate de que están fabricados a base de polipropileno, que es un material reciclable y que no contiene halógenos, por lo que no produce ninguna sustancia contaminante en su combustión, BPA, ni ftalatos.

Juguetes ecológicos

Son infinitas las opciones que se alejan de algunos de los materiales tóxicos con los que están elaborados los juguetes. Puedes buscar en tiendas especializadas peluches de lana natural, muñecas de trapo elaboradas en algodón ecológico o juegos de madera que le gustarán a tu peque tanto o más como el juego de última moda.

¿Conocías la crianza ecológica? ¿Te apuntas a vivirla?

POST RELACIONADOS

Más artículos
4 planes de navidad para hacer con niños