• Niña rascandose una picada de un insecto
  • Todo lo que debes saber sobre las picaduras de insectos

  • Qué tipo de picaduras hay y qué consejos para picaduras de insectos seguir

¡Ay madre, cómo molestan las picaduras de insectos! ¡Si es que nos rascaríamos todo el día! Por suerte, la mayoría son leves.. Son picaduras que provocan una reacción inmediata en la piel, causan molestias, e incluso picazón, pero en un par de días ya desaparecen. De todos modos, seguro que te interesará conocer las diferentes picaduras de insectos.

Si son leves picaduras de insectos, puedes:

  • Lavar el área de la picadura con agua y jabón.
  • Ir a una zona segura para evitar más picaduras.
  • Aplicar un paño humedecido con agua fría –o con hielo– en la zona y durante de 10 a 20 minutos. Así ayudarás a reducir el volumen de la picadura y la molestia.
  • Si las picaduras de insectos son en brazos o piernas, te recomendamos que los mantengas elevados.

Tipos de picaduras de los insectos más comunes

En ocasiones, ya sabemos con exactitud qué insecto nos ha picado. Te vamos a explicar qué hacer en el caso de las picaduras de los insectos más comunes.

Picadura de araña

Una picadura de araña puede causar enrojecimiento en tu peque. También molestia, o incluso puede que no la notes en absoluto. Hay otras picaduras de insectos que causan enrojecimiento y molestia, así que si no has visto que una araña le pique en aquel momento, difícilmente podrás estar segura de que sea una picadura de araña. Una araña solo morderá si se siente amenazada. Para prevenir una picadura de araña es recomendable usar una camisa de manga larga, pantalones largos, sombrero, inspeccionar la ropa antes de usarla, utilizar repelente de insectos, instalar mosquiteras con cierre hermético en ventanas y puertas, reducir escombros, quitar pilas de piedras o madera acumulada, quitar las arañas y telarañas de tu hogar, sacudir la ropa y el calzado antes de usarlos. Y si tu hijo ya ha recibido una picadura de araña es importante que le limpies la herida y le apliques hielo para calmar las molestias, aparte de elevar la parte afectada. Mantenle siempre en observación para ver que evoluciona favorablemente. 

También hay repelentes como aceites esenciales –de citronela, cedro, canela, menta, agrios, árbol del té y lavanda–, plantas a base de limón o eucalipto, agua salada, trampas de pegamento y tierra diatómica, que le pueden ir bien para alejar a las arañas.

Picadura de mosquito

La picadura de mosquito es una de las picaduras de insectos más habituales. Este tipo de picadura produce picazón, ya que el mosquito se alimenta de la sangre. De hecho, son las hembras mosquito las que pican en zonas que no están cubiertas con ropa, ya que necesitan alimentarse. A medida que va cogiendo sangre, inyecta saliva en la piel.

Unos minutos después de la picadura de mosquito acostumbra a aparecer un bulto inflamado y suele desaparecer en pocos días. No es aconsejable rascarse porque podría llevar a infecciones, ¡así que ve avisando a tu peque para que no se rasque! Para evitar conseguir alguna picadura de mosquito puedes: añadir mosquiteras en las ventanas y puertas de tu casa, evitar productos de cuidado personal con perfume, usar repelente de insectos, ponerle ropa de manga larga y gorra  o sombrero, eliminar el agua estancada que puedas tener en tu patio o terraza, etc.

Picadura de avispa

Cuando recibimos una picadura de avispa es muy molesto, no nos engañemos, más que la picadura de un mosquito. Estos insectos sólo pican para defenderse y proteger sus nidos, de modo que si una avispa se pone encima de la piel de tu peque es mejor que no la espantes. Tampoco es aconsejable hacer movimientos bruscos si tiene avispas cerca, sacúdele la ropa antes de que se vista y que lleve ropa con colores discretos. Evita que camine descalzo y usar perfumes o lacas con olores fuertes. Y si te dan mucho respeto intenta evitar comer al aire libre (sobre todo vigila si coméis fruta). 

Si tu peque tiene una picadura de avispa es aconsejable extraer el aguijón (si aún lo tiene), lavar la herida con agua y jabón, y aplicar compresas frías o hielo. 

Qué consejos para picaduras de insectos seguir

Puede que te preguntes qué consejos para picaduras de insectos pueden ayudar. Son los siguientes:

  • Aloe vera. El aloe vera es una de las plantas que más beneficios aporta en la piel. Aplica un poco de aloe vera para reducir el volumen de las picaduras de insectos. Recuerda, antes de aplicar el jugo del aloe vera, lavar la picadura con agua y jabón.
  • Jugo de limón. Puedes exprimir un jugo de limón sobre un algodón y pasarlo por la picadura. Seguramente le escuece un poco, pero limpiará y calmará las molestias de la picadura.
  • Calor concentrado. Ayuda a reducir la incomodidad ocasionada por las picaduras de insectos.
  • Aceites esenciales, como el árbol del té y la lavanda, alivian las molestias ocasionadas por las picaduras de insectos. Aplica un poco del aceite sobre la zona y aliviarás las molestias.
  • Tomate. Este alimento tan nutritivo también ayuda a calmar de un modo natural y a combatir el picor que pueden producir las picaduras de insectos. Puedes frotar la zona afectada con tomate y a continuación colocar una rodaja fresca durante unos minutos.
  • La papaya podría calmar la zona. Corta una rodaja, déjala en la nevera y cuando esté fría aplícala sobre la picadura.
  • El bicarbonato de sodio también ayuda a calmar las molestias y reducir la zona. Puedes mezclar una cucharada de agua con otra de bicarbonato y aplicar la pasta restante sobre la picadura durante 15 minutos.
  • Miel. Para ayudar a calmar picaduras de insectos también puedes utilizar este ingrediente natural. Cubre la picadura con una cantidad de miel y la dejas que se seque sobre la piel. A continuación, la retiras con agua tibia. Es mejor que la miel tenga una textura densa.
  • Cáscara de plátano. Otro consejo es cubrir las picaduras de insecto con cáscara de plátano, apoyando en la piel la parte carnosa e interna del plátano. Cuando esté seca se cambia por una nueva. Se repite este procedimiento al menos tres veces. 
  • Cúrcuma o azafrán. Si mezclas una de estas dos especias con un poco de aceite de oliva podrás crear una pasta espesa que ayudará a aliviar la picadura. Puedes aplicar esta pasta sobre la herida y dejar actuar durante unos minutos. Aliviarás el enrojecimiento de su piel y disminuirá el picor y la molestia.
  • Hielo. La temperatura fría ayuda a reducir el volumen de la picadura, además del picor y las molestias. Sobre todo, recuerda no colocar hielo directamente sobre la piel. Primero envuélvelo en una toalla o un paño.
  • Sal. El cloruro de sodio puede aliviar los síntomas de picaduras de algunos insectos. Puedes aplicar un poco de sal sobre el área de la picadura y esperar a que vaya disminuyendo el picor. Sobre todo, procura no aplicar sal en heridas abiertas.
  • Un método muy adecuado para los peques es utilizar un stick para aliviar picaduras, y que combine flores de árnica junto con ingredientes naturales, como la resina de boswelia y la calamina. Verás cómo le proporciona calma, hidratación y frescor en la piel. Aplícalo sobre él área afectada mediante un suave masaje. Puedes repetir la aplicación.

Seguramente, si tiene alguna picadura leve, estos consejos para picaduras de insectos calmarán las molestias de tu hijo, y recuerda siempre que si en unos días no mejora, sigue el picor y con volumen, ves que tiene peor aspecto y/o no se encuentra bien, consulta a su médico para que le haga un diagnóstico.

POST RELACIONADOS

Más artículos
Su primer chapuzón: 5 claves para que lo pase en grande