• ¿Truco o trato? Adorna tu Halloween

Halloween ya está aquí. Es momento de pensar en cómo vais a adornar vuestra casa para celebrarlo. No hace falta gastar mucho dinero en comprar adornos. ¿Por qué no los hacéis vosotros mismos? Lo pasaréis en grande dando rienda suelta a vuestra imaginación y a los peques les encantará hacer manualidades. ¿Nos ponemos manos a la obra?

Si os gustan las manualidades, ahora tenéis una nueva oportunidad para realizar vuestras creaciones para adornar vuestra casa para la fiesta de Halloween. Vosotros disfrutaréis como niños dibujando, recortando y montando y los más pequeños desarrollarán su creatividad y motricidad.

¿Quién vendrá?

Cuando se organiza una fiesta, unas de las primeras cosas que hay que hacer es pensar en la lista de gente a la que se quiere invitar. Podéis invitarlos de una manera muy original: con invitaciones preparadas por vosotros mismos. Sólo necesitáis cartulina verde y negra, tijeras, pegamento en barra y seguir los siguientes pasos:

– Recorta formas de ataúd en la cartulina verde: tendría que ser una especie de rombo alargado con los vértices cortados.

– Con la cartulina negra, haremos cuadrados.

– Engancha la parte verde sobre la negra en forma de diagonal, de manera que vaya de punta a punta.

– Para acabar, dobla los lados de la cartulina negra hacia el centro, de manera que quede como una especie de sobre. Puedes cortar un trozo de cartulina verde en forma de cruz y cerrarlo.

– Escribe lo que quieras en la tarjeta verde en forma de ataúd para invitar a vuestros amigos. Sé ingenioso y divertido.

Que no falten las calabazas

Y en cualquier fiesta de Halloween las clásicas calabazas son obligatorias. Aquí tenéis algunas imágenes para que los niños puedan colorear. Sólo tenéis que clicar sobre ellas y imprimirlas. Podéis colgarlas por las paredes de casa.

Además de dibujar, también podéis decorar vuestra propia calabaza. Hay diferentes técnicas para hacerlo. Siempre dependerá del material y tiempo del que dispongáis. A continuación, os proponemos una manera sencilla y rápida de hacerlo.

¿Qué necesitáis? Una calabaza, pintura negra en esprai y una tiza blanca.

– Lo primero que tenéis que hacer es pintar la calabaza con la pintura negra. Intentad que quede toda pintada. Es recomendable que cubráis el suelo con papel para no mancharlo.

– Cuando hayáis acabado, tendréis que dejarla secar el tiempo que indique las instrucciones de la pintura. Es importante que se seque bien, sino os mancharéis.

– Y, por último, con la tiza se trata de dibujarle una cara. Pero haz una cara que asuste, sino no parecerá de Halloween.

Los reyes del terror

Los fantasmas tampoco pueden faltar en tu fiesta de Halloween. Es muy sencillo hacerlos. Necesitáis:

– Bolsas de plástico o periódicos viejos

– Una tela blanca grande

– Aguja e hilo

– Un rotulador negro

Montarlos es muy fácil:

– Con las bolsas de plástico o papel de periódico hacemos una bola que será la cabeza del fantasma.

– Después recorta un trozo de tela de forma ovalada que pueda cubrir la bola. Será el cuerpo del fantasma y debe colgar por debajo de la cabeza.

– Para hacerle la cara, coge el rotulador y dibújale unos ojos y una boca muy abierta. Que de miedo pero que sea divertido.

– Puedes colgar los fantasmas del techo, como si se hubiera instalado en vuestra casa.

Con todos estos adornos y algunos más que se os ocurran, ya podéis celebrar una gran fiesta de Halloween. ¿Truco o trato?

Imagen

163176494.jpg

Imagen destacada

163176494.jpg

Imagen promocionado

163176494.jpg

POST RELACIONADOS

Más artículos
mama haciendo manualidades con su hija
Papel reciclado en casa