• Trucos para que coja el chupete
  • Trucos para que coja el chupete

Puede ser tan difícil quitárselo como hacer que se acostumbre a él. Te damos algunas ideas.

Trucos para que coja el chupete
Ármate de paciencia e insiste para que tu hijo acepte el chupete.

Existe un eterno debate acerca del uso del chupete en los bebés. Habrás oído de todo, beneficios y desventajas, pero lo cierto es que los niños nacen con el instinto de succión incorporado y a menudo necesitan satisfacerlo para calmarse. Ofrecerle el pecho es la manera más eficaz de tranquilizarlo, pero no siempre es posible. El chupete te ofrece una alternativa, que si tu hijo se acostumbra a ella, le vendrá bien en ciertos momentos.

¿Cuándo?

No se suele aconsejar introducir chupetes antes del mes de vida, ya que si optas por la lactancia materna, algunos expertos aseguran que puede interferir y crear confusión en el pequeño. Aunque no hay consenso acerca de esta interferencia, se suele aconsejar retrasarlo al menos hasta unas semanas después del nacimiento, cuando la lactancia ya esté establecida.

¿Cómo hacer para que se acostumbre al chupete?

Algunos niños lo rechazan. Les resulta desagradable. No te preocupes si es tu caso. Es más frecuente de lo que crees. Tu hijo está descubriendo muchas cosas nuevas y necesita su periodo de adaptación. No hay recetas mágicas para que tu hijo lo acepte, pero sí algunos pasos a seguir que pueden ayudarte, sobre todo si eres primeriza:

  1. Ante todo, ármate de paciencia. Sobre todo durante los primeros meses, prepárate para recogerlo mil veces y volvérselo a poner. Hasta que no aprenda a retenerlo pueden pasar semanas o meses. Pero llegará un día en el que se lo pondrá solo.
  1. Empieza dándoselo a la hora de dormir. Puede ayudar a calmarlo y poco a poco se irá acostumbrando a él.
  1. Prueba diferentes marcas y modelos hasta que encuentres uno que le guste. Los hay de latex, silicona, anatómicos, etc. ¡Para gustos, los colores!

Si lo has probado todo y no hay manera, quizás tu hijo está entre los niños que no quieren chupete. También los hay y no pasa nada. De hecho, ¡menos gasto y una preocupación menos a la larga!

Sea como sea, todo se soluciona de manera natural. A medida que los niños crecen, van perdiendo la necesidad de chupar y buscan alternativas para consolarse. Es otro proceso que ya llegará, pero que suele darse de manera gradual.

Quizás también te interesen los artículos Chupetes sí; chupetes no o Esterilizar los biberones, ¿sí o no?

POST RELACIONADOS

Más artículos
La música, imprescindible para su desarrollo