• niño come rodaja de sandía a bocados
  • Cuál es el tupper básico para un día de piscina

  • Opciones frescas y saludables para toda la familia

Los días de piscina ya están aquí. ¿Eres de esas personas que los disfrutan de principio a fin o estás en el grupo que la prefiere a ratos pequeños? Si perteneces a los primeros, seguro que te has planteado alguna vez qué llevar en el tupper para la piscina. Sobre todo si tienes peques. Te contamos cuáles son las mejores ideas para comer sano y rico al borde del agua.

Alimentos fríos y poco cocinados, clave para disfrutar en la piscina

Si ya tienes listos todos los básicos para la piscina, llega la hora de preparar el tupper. Para hacerlo, elige alimentos que funcionen bien en frío, que no estén muy cocinados y que sean fáciles de comer.

Las ensaladas, coloridas y fresquitas, siempre son una opción muy interesante, ya que puedes preparar con los ingredientes más variados. Pasta, arroz, legumbres, y verduras u hortalizas son estupendas bases. Después, incluye algo de proteína, como atún, huevo o carne y tendrás una comida deliciosa y completa. Para que a los niños les resulten más atractivas, prueba a hacerlas coloridas. Para ello, puedes incluir frutas, como fresas o piña. Seguro que se mueren por hincarle el diente a los colorinchis.

Una de las cosas fundamentales a la hora de preparar una ensalada es llevar el aliño por separado. Así evitarás que los alimentos se mojen y resulten poco apetecibles. ¿Has probado alguna vez a aromatizar el aceite? Puedes usar especias o ajo, que le darán un toque diferente y enriquecedor. Otra opción es preparar diferentes vinagretas. Transpórtalos en una botellita o tupper separado y pónselo a vuestra ensalada justo cuando la vayáis a comer.

¿Has pensado en llevar gazpachos o sopas frías? Son una forma perfecta para alimentarse a la vez que os refrescáis. Y para picar entre horas, podéis probar los diferentes tipos de hummus con crudités y, por supuesto, la fruta de temporada, ya sea troceada o por piezas. Sandía, melón, melocotones, albaricoques… el verano pone a vuestra disposición un montón de frutas deliciosas y muy hidratantes. Fáciles de comer y listas para disfrutar.

Y si no has tenido tiempo de preparar nada, u os habéis decidido a ir a la piscina de manera repentina, los sándwiches o bocadillos son un clásico. A los niños les encantan y en casa suele haber cosas para tenerlos listos en poco tiempo.

Cómo llevar la comida a la piscina

El tupper ideal para llevar la comida a la piscina es el de vidrio, ya que permite que la comida se mantenga fresca por más tiempo. Puedes llevarlo en una nevera portátil o una mochila térmica. No olvides la importancia de la hidratación con las altas temperaturas, el agua fresca es indispensable. Una botella también térmica será fantástica para poder tenerla siempre a mano.

Con el tupper preparado, no olvides incluir en la mochila la protección solar, que eso sí que es un básico.

¿Qué sueles poner en el tupper para la piscina? ¡Cuéntanoslo!

POST RELACIONADOS

Más artículos
Más apps para mamás