• Niña de pie sobre una tabla de windsurf
  • Descubre el windsurf para niños

Si a estas alturas del verano a tu peque aún le quedan ganas de descubrir deportes diferentes, ha llegado la hora de darle una oportunidad al windsurf. Es el momento, sin duda, porque si no es ahora, ¿cuándo? Si tu hijo es un ser acuático, si sacarle del agua es más complicado que salir de Primark en rebajas y lo de la natación ya lo tiene superado, dadle una oportunidad al windsurf para niños. ¿Quieres saber cuáles son sus beneficios? Te contamos todo lo que debes saber.

¿Por qué elegir windsurf?

El windsurf es un deporte de lo más completo, que, como ocurre con el surf, sirve para ejercitar todo el cuerpo. Brazos y piernas se ponen en marcha para conseguir levantar la vela y luego navegar con ella. En ese proceso entra en juego la coordinación, importante para llevar todos los movimientos a cabo en el momento adecuado, y para la que será necesaria una mayor conciencia del cuerpo. 

Como en tantos otros deportes de agua, con la práctica del windsurf los niños aumentarán su capacidad cardiovascular. Al mover los grandes grupos musculares del cuerpo, además, estarán ejercitando su resistencia física al tiempo que fortalecen esos músculos.

El hecho de que se practique al aire libre trae muchos beneficios asociados. El primero es la síntesis de vitamina D que se produce con la exposición solar. Como siempre decimos, hay que proteger a los niños y niñas con un FPS adecuado a su fototipo. No olvides reponerlo con frecuencia, sobre todo cuando salgan del agua, ya que el mar se habrá llevado buena parte de la protección. También suele ponerse el acento la desconexión que produce su práctica.

Windsurf para niños: cuándo y cómo practicarlo

Si tu peque tiene curiosidad por practicar windsurflo mejor es que acudáis a una escuela. En ella un profesional le enseñará todos los secretos de este divertido deporte acuático. Las primeras sesiones serán fuera del agua, aprendiendo las técnicas básicas para manejarse con la tabla, los movimientos y los nudos.

Si te preguntas a qué edad podrá practicarlo, va a depender en buena medida de sus habilidades en el agua. Lo primero es que el niño o niña se tiene que sentir seguro dentro de ella, lo que suele suceder sobre los 6 años. Antes, a los 3 o 4 años, puede comenzar a iniciarse en el windsurf. En estas primeras sesiones se tratará, sobre todo, de un juego y pasará pocos minutos dentro del agua. Una de las cosas que seguro que piensas es que tu peque no podrá con la tabla y la vela. ¡Error! En el pasado todo el equipo era muy pesado, pero los materiales han evolucionado y son mucho más ligeros. No te preocupes por eso.

Y hablando del equipo, seguro que te preguntas si tienes que hacerte con él antes de empezar con las clases. La respuesta es que no es necesario, en la escuela podrás alquilar todo hasta que sepas si le gusta de verdad.

¿Crees que a tu peque le gustará el windsurf? ¿Te animas a proponérselo para disfrutar este verano?

POST RELACIONADOS

Más artículos
Hagas lo que hagas, no olvides Arnidol Sun